Puerto-Rico_bannière-3.jpg
FRACAS (2).gif
  • Facebook
  • Twitter

Kadiri Vaquer

 

 

De tanto forcejear con la gravedad

no sé si podré volver a la superficie.

 

Los días se llenan de nudos

como mi pelo de madrugada

cuando me estrujo

contra los hombros dormidos

del amor

 

y la violencia del tiempo insiste

en repartir el abrigo en partes desiguales

y repetir los adioses.

 

 

Frente a la máquina

marca la velocidad de la aguja

 

                adentro         afuera

 

se inventa

 

         cada puntada

         un precipicio

 

al que se asoman

 

                       rostros diminutos

 

          recorren  la  línea  divisoria

 

                                       oscurece.

 

En el balcón

la niña vigila

 

         los párpados inquietos de las flores.

Alejandro Medina

 

 

RODEADO POR LA NOCHE

 

todo negro me da vueltas,
vueltas el conjunto espeso de la noche
donde no queda nada maldecir
para que truene el rayo donde quiera,
ya no húmedo martirio, sino lluvia
sola y solvente lubricando, y brama
el sonido gutural de la corriente
que entrelaza los sueños y las hojas
en un remolino edificante y fresco
que despierta en mí ludibrio de un aroma
delegando en cada gota un árbol nuevo,
ya no más roto, sólo hielo dando jugo
frío en el calor que refrescaba,
todo ese hilo, una alborada, al alba
una paloma en un aparte que enamora
en una lona negra y fría
junto a mí, de nuevo, que rodea
engalanada de luz por cucubanos
en esmero, que hilan un futuro verde
como un fruto frutal enfrutecido
encabalgado y delgado
o delicado nido de serpiente,
boa enorme y densa para mí, de rito nuevo,
si rebasa la lata, el cascabel,
y entrego el alambre que rescato
del escombro de vida que hoy me crece
durando en la loma como un árbol.

Marta Jazmín García

 

EN SUSPENSO

 

Hay una cierta gradación

en los lamentos.

Como un cuerpo 

que es más pesado que otro

o una ausencia más hueca.

 

Se habla incluso 

de fechas específicas:

nacimiento

espesor

caducidad

muerte prematura.

 

La memoria es una cercanía

en suspenso, que sonríe

sus tristes anaqueles.

 

No sabemos el peso del dolor

hasta que un día

no pesa.

 

 

VERSIÓN APÓCRIFA

 

Algunas palabras, como el mar

esconden en su vientre ballenas

y rutas insondables.

 

Tan profundas,

que dejan de sonar

y de escribirse.

 

Entre la luz y los colores,

prefieren congregarse

entre cardúmenes.

 

Suceder solas

imposibles

 

al fondo.

 

Es necesario emigrar.
Dejar de existir
de vez en cuando.
Encontrarse con la vida
en todas partes

Francisco Félix

 

 

Empacar la esperanza antes del vuelo.

Abrocharse el abrazo en la cintura.

Despedirse de un espejo a medias.

Abandonar la tierra.

Desempacar en otro suelo.

De esto se trata el viaje.

 

El sonido de los aviones

me recuerda que los abrazos

se quiebran en partidas y regresos.

 

 

Afligirse es una costumbre

cuando el regreso nunca es seguro.

Pienso que nunca nos iremos de Puerto Rico,

aunque los suelos nos dividan,

llevamos en la maleta abrazos, agua de azar;

una oración que mamá

hizo antes de pasar por Aduana.

 

Uno se abrocha el cinturón,

seguro de que siempre volverá.

Nadya Echevarría

 

 

APOSTA:

con gozos de resurrección

 

a discreción

y al asedio

mi juicio y sus reservas

repliegan cargas de luz

desembarco a mi propio rival

hay estado de sitio en algunas aceras

hay columnas de fuegos con bandera blanca

a voluntad desmovilizan y cercan

tantum ergo

ahusar el infinito entre unas cejas

aguza el espinoso ángulo que se quiebra

maitines, tu hora canónica

plegaria a las ánimas turbadoras

toques del alba

tiempos sidéreos

salud, gloria, poder y bendición

aquello que de uno y de ambos procede

honor le sea dado

así sea

 

 

CORREDOR DISTÓPICO

 

Vi

cómo ahorcaron

a aquella mujer

en público,

en youtube,

en este mundo.

Aquí

entendí

cuando en el piso

no movía más su cuerpo

aquella mujer,

siria:

podía ser yo

en otra tierra,

frente a otra cámara.

Horarios de invasión:

a toda hora

cobros por transacción

de lo que se tenga que ofrecer.

No necesito haber sido violada

bajo los estándares de mi

jurisdicción:

Estoy autorizada a servir

con todo mi servicio

y a callarme cuando más debo.

POEMAS DE

SELECCIÓN DE