FRACAS (2).gif
  • Facebook
  • Twitter

El control

 

Me han cogido.

Es un control policial.

Hecho por policías falsos. Pero qué más da.

Hoy en día, ¿cómo

distinguir entre el tipo

que ha seguido de verdad la formación relámpago

y el que

se acaba de

procurar el uniforme?

 

Examinan mis papeles.

¿Refugiado, no refugiado? Pregunta uno de los falsos polis

a su colega.

No refugiado, gruñe el otro bastante bajo, bastante decepcionado.

Pero, en su pupila, entonces, justo después,

algo se enciende

del orden de la pequeña luz verde,

fluorescente, parecida

a la que os guía

en las salidas de emergencia, en caso de urgencia.

Rasgo particular: ninguno, lee él.

Ascendente: llave maestra, continúa.

Estás en temas de robos, ¿eh? Añade.

Mi padre, sobre todo, digo. Yo no.

Y ¿cómo se llama su padre?

No le indico que tiene mis papeles en las manos.

Y que mi padre se llama igual que yo, como es común.

Monseñor, digo.

Como los alicates del mismo nombre, ¿eh? se mofa.

 

Después, no es de extrañar: rumbo a la falsa comisaría.

Me maltrata todo el equipo de falsos policías.

Volveré a casa tarde de noche,

molido a golpes.

Mi compañero me dirá que ya me vale,

cuando tienes papeles como los tuyos,

tan oscuros

como los tuyos, uno no deambula

bajo los puentes, hacia las tiendas, donde anidan

los que no tienen nada —los llegados de ninguna parte.

Uno no sale a deambular.

Uno se queda en casa.

 

 

Macron 14/05/17

 

Es algo con lo que siempre he soñado:

abrir al presidente. En dos.

Cualquier presidente me valdría.

Solo es a modo de curiosidad,

de aprendizaje.

Incluso el presidente actual puede valer:

Macron 14/05/17.

Le digo "¡Hey, Macron 14/05/17!".

Se gira.

Y ahí, zasca: ¡la cremallera secreta!

¡Antes de que a sus guardias les dé tiempo de reaccionar!

La mano firme, el gesto preciso, y ¡hop!:

ante vosotros, ante la mirada de todas las cámaras:

el presidente abierto en dos. Revelando lo que tiene en las tripas.

Pero sin mucha sorpresa, para este: detrás del abdomen y el tórax,

en lugar de corazón, riñones, hígado, estómago, órganos, sangre

y las tuberías de siempre:

solo encontramos otros pequeños Macron 14/05/17,

versiones en miniatura, modelos a escala, un poco pegajosos,

húmedos, con los párpados pegados.

Algunos no respiran, no se mueven,

no viven. Otros no han aprendido a hablar,

otros tienen la cara repleta de tics,

otros están infestados de arañas que les destrozan la piel,

otros beben jugos intestinales.

Hay uno, sin embargo, el sucesor, 

en todos los aspectos parecido al original. El heredero.

Listo para tomar el relevo.

Para ganar las próximas elecciones. 

Estamos un poco decepcionados.

Hubiéramos preferido, hubiéramos querido que solo saliera del presidente una bestia desafortunada con una cabeza de ganado fallida y doce patas torpes y siete antenas frágiles, y que comenzara a gritar de pánico e incomprensión y a morder todo lo que se le acercara,

incluyendo los zapatos, tobillos, los bajos del pantalón

de los parientes de Macron 14/05/17. Incluyendo a Brigitte.

Pero tampoco lo lamentamos.

Al menos la gente se hace una idea.

Ve el interior.

Por una vez.

Merece la pena un viajecito a la cárcel. 

DOS POEMAS DE

TRADUCCIÓN DE