UN POEMA DE 

Hace un mes

vine a la capital

mi tata nos abandonó

y en la casa el hambre dolía,

ya trabajo en una casa

(la señora dice que de doméstica)

aunque no entiendo muy bien qué es eso,

me dieron un disfraz de tela

ese día lloré, lloré mucho

me daba vergüenza ponerlo

y enseñar las piernas,

la señora dice que en mi pueblo

todos somos shucos

por eso me baño todos los días

mi pelo largo lo cortaron

dice que por los piojos,

no puedo hablar bien mi castilla

y la gente se ríe de mí

mi corazón se pone triste,

ayer fui a ver a mi prima

voy contenta porque puse mi corte,

el chofer no quería parar

y cuando iba a bajar, rápido arrancó,

-apúrate india burra- me dijo

yo me caí y me raspé la rodilla

risa y risa estaba la gente

y mi corazón se puso triste,

dice mi prima

que ya me voy a acostumbrar

que el domingo vamos al parque central

que hay salones para bailar

con los grupos que llegan a la feria

de allá, de mi pueblo,

estoy en mi cuartito

contando el dinero que me pagaron

menos el jabón y dos vasos que quebré

la señora dice que soy bien bruta

no entiendo por qué me tratan mal

¿Acaso no soy gente pues?